¡Un éxito de operación!

¡Gente bonita!

El 4 de agosto, salimos de camino a Alemania para operar el Biel. No tuvimos ningún problema cruzando las fronteras y el 8 ya estábamos en Munich. Nos instalamos en un camping a 10 minutos del hospital Schön Klinik München y descansamos todo lo que pudimos. Sabíamos que cargar energía era esencial para hacer frente al cóctel de emociones que se avecinaba. Unas horas antes de entrar, Biel y yo, Judith, damos negativo en covid-19 y no hubo vuelta atrás. ¡Adelante y fuerza!

Les recuerdo que la intervención consistió en dos procedimientos: uno muscular, que tenía que permitir que los músculos de Biel no estuvieran tan rígidos. Y otro de carácter óseo que haría que el cuerpo de Biel formara hueso donde faltaba en la cavidad que recoge las cabezas del fémur. Pues bien, la intervención fue mejor de lo esperado. Porque una vez liberada la tensión muscular de las piernas, las cabezas del fémur volvieron a encajar dentro de esta cavidad, el acetábulo. Si bien hay que decir que el acetábulo no está completamente formado, el médico nos informó que hasta la edad de 6-7 el hueso puede desarrollarse y quería dar este margen a Biel. Si no evoluciona lo suficientemente bien, lo operarían en 2-3 años.

Comenzamos una nueva etapa intensiva de rehabilitación que es crucial para que Biel aprenda a moverse con este nuevo tono muscular. Los fisioterapeutas del hospital hicieron un informe en el que se especificaba lo que sería importante hacer. Saliendo del hospital comenzamos a realizar las suaves movilizaciones que nos enseñaron y a ponerlo de pie varias veces al día. Ahora, ya en casa, comienza un plan de rehabilitación multidisciplinar: 3 horas por semana de Fisioterapia Bobath, 2 horas de piscina, terapia manual miofascial diaria, Jeremy Krauss Approach, 1 hora de hipoterapia… La variedad de terapias es muy importante para que el sistema nervioso reciba diferentes estímulos. Desde que somos bebés no dejamos de recibir estímulos y nos movemos de muchas maneras diferentes hasta que los aprendizajes ocurren de forma natural. Los bebés que han nacido sufriendo una lesión cerebral grave tienen una disminución abrupta en el movimiento y por lo tanto en la recepción de estímulos. Son niños que desde que abandonan el hospital no dejan de hacer terapias para ser lo más autónomos posible. Son el símbolo más poderoso de resiliencia que existe en este mundo.

Si te ilusiona saber cómo está evolucionando Biel y lo que está aprendiendo puedes seguirlo en las redes sociales Facebook e Instagram (siempre estamos más activos en Instagram)
Facebook Biel
Instagram Biel

¡Muchas gracias por tanto! Un abrazo.

Jorge·Biel·Judith